La complejidad de la aduana mexicana; algunas claves para optimizar su gestión

México con 128 millones de habitantes se sitúa como la segunda economía más grande de América Latina. En los últimos años ha estado abriendo su economía en busca de nuevas oportunidades comerciales y de inversión. La situación geográfica del país, en el centro del continente americano, las políticas gubernamentales que fomentan la participación extranjera y la modernización de las aduanas mexicanas en los últimos años han favorecido el desarrollo económico del país. En este sentido, la importación de una amplia variedad de productos, desde productos electrónicos, zapatos, textil, perfumería entre muchos más, a México es y continúa siendo una de las principales claves del crecimiento del comercio internacional en el país. 

Las oportunidades para importar son infinitas, México tiene una decena de tratados con más de 40 países del mundo como China, Japón, Alemania o Estados Unidos, estos acuerdos abaratan los costos arancelarios. Pero no todo pueden ser flores, y el principal hándicap se encuentra en saber gestionar correctamente tu mercancía para evitar problemas en las aduanas. Para ello es imprescindible conocer bien qué impuestos debes pagar, como conseguir los proveedores necesarios, entender y cumplir todas las normas administrativas y saber cuáles son los requisitos técnicos para que tu mercancía no quede bloqueada por los agentes aduaneros. 

Uno de los requerimientos técnicos y especiales que hay en México es que las mercaderías están sujetas a las normas NOM, las cuales regulan de manera muy específica y concisa cómo debe ser el etiquetado de los productos. En el caso de los productos textiles, prendas de vestir, accesorios, ropa de casa y calzado se rigen por la NOM-004-SCFI-2006. En ella se listan todos los requisitos que deben cumplirse para que el producto pueda ser comercializado en el país.  Algunos de los errores más comunes, y que pueden suponer retrasos en la venta o sanciones por no cumplir la normativa son:

  • Si el producto tiene un forro, la información de sus propiedades debe estar presente en la misma etiqueta;
  • En el caso de conjuntos de prendas como los trajes de baño femeninos, estos deben tener una etiqueta específica en cada artículo por separado;
  • En artículos que se venden por pares es suficiente con que una de las piezas lleve la etiqueta.

Cabe destacar que estas normativas se revisan periódicamente (la última actualización entró en vigor a finales del 2020) y es importante contar profesionales que te puedan asesorar para estar a la última con las revisiones.

Conocer bien las singularidades del etiquetado en México es esencial para las compañías que quieran comercializar en este mercado, por lo que contar con un socio local de confianza con experiencia y el conocimiento del mercado, así como de los requerimientos legales y aduaneros, permite a las empresas agilizar los trámites y evitar gastos innecesarios.

Fuente de informacion:

https://todologisticanews.com/site/la-complejidad-de-la-aduana-mexicana-algunas-claves-para-optimizar-su-gestion/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *